viernes, 13 de diciembre de 2013

100 days of sex

"You want us to do what!?" asked my wife, Lily.
“Have sex every day for 100 consecutive days?” I tried to sound persuasive and matter-of-fact but it came out as a winced question.
“And then you want to write about it for our family and friends to read?”
A reasonable point, that. It was never going to be a straightforward proposition, like, “do you want a cup of tea?” But still, this wasn’t how I’d rehearsed the conversation in my head.
Lily and I have been together for nine years; married for three. We’re best friends, love each other to bits and have a great relationship. There’s just one thing: we have markedly different libidos. I would have sex most days given a crack at it. Lily is more of a lazy Sunday morning kind of woman. And not every Sunday at that.
This sexual inequality was masked in the passionate early days of our relationship when, like most new couples, we did it constantly. But as time went by, the disparity widened to the point of disconnect. At the end of last year, the combination of a few factors – a spate of long nights in the office (me), back-to-back cold sores (her), financial worries (both) – meant we didn’t have sex for 100 days. Not that I was counting...
We’d had drought spells before but this felt like a famine. It really got me down. Lily hardly seemed to notice, or if she did, she wasn’t as bothered. Of course, it’s normal for sexual desire to dwindle in long-term relationships, as has been played for laughs by many an old-school stand-up comic. “My wife and I had a great sex life. Then we got married,” etc. But I didn’t find it funny. The person with the lower libido sets the pace and I didn’t want to feel like I was pressuring Lily into sex out of obligation. I longed for the time when my own libido would slow down because I hated myself for developing a priapic preoccupation with YouPorn. As Woody Allen once quipped: “Having sex is like playing bridge: if you don’t have a good partner, you’d better have a good hand.”  Keep Reading »

The Morning After, By Age

AGE 16
Wow, that was three minutes of awesome. I am glad we were going out for years and finally lost our virginities to each other, and I’m glad you kept that Ben Folds Five record on! Having sex to "Zak And Sara" was soooo romantic. Now let’s see if I can sneak back in through the attic window without breaking my neck and put a cryptic quote about “~*growing up*~” in my AIM profile. See you in Social Studies!

AGE 17
Those were some strong Mike’s Hards, huh? Haha. Good thing Ben’s Cool Mom let us all drink in the basement. I hope we didn’t wake anyone else up when we hooked up while everyone else was passed out. So like, we’re dating now, right?

AGE 18 – 19
Whose dorm room is this? Oh, right. Kevin from Welcome Week. I should Facebook friend him, since we did have two-beers-in sex last night. Let me jump on his laptop. Oh God, his background is a lingerie-clad anime girl. What’s his last name again? Isn’t it something like “Greeble?” He’s awake. Oh God, I forgot how nasal his voice is. Oh God, he wants to walk me to get a breakfast sandwich. OH GOD, his roommate was here the whole time, watching John Q with headphones in. SOME WELCOME THIS IS, COLLEGE.

Things Guys Really Think About Threesomes

Don’t let porn fool you. A lot of the time a three-way IRL just winds up being two people doing it while a third masturbates awkwardly near them. (And if you’re in a committed relationship and you think a threesome is a good idea, you’re wrong.) Here’s what guys actually think before, during, and after a threesome:
1. Yo, porn makes threesomes look so good. I don’t understand why real life isn’t more like porn. I’m sure if I had a real three-way, it would be exactly like this.
2. I can’t believe I’m getting the opportunity to have a real three-way. I bet this shit happens to Jason Statham all the time. This is what it feels like to be Jason Statham.
3. Wait. I only have one penis and there are two vaginas. What the hell am I supposed to do with the other vagina? I feel like I’ve been tricked. This is regular sex but more work.
4. Are they going to do lesbian stuff? I’m going to try to make them ki — alright, well, I guess that means no lesbian stuff. That’s really putting the pressure on me.
5. I AM IN THE MIDDLE OF A THREESOME! [singing] This is so great. I am having sex with two different vaginas. I can't wait to tell everyone about this. I am the best person ever.
6. Ok, I guess you try to move — nope. That’s not going to work. Alright, you get on top and you hold — dammit. Your elbow is literally inside my eye socket right now. How does no one know what to do here? Did we all just forget how to have sex? Ok, she’s literally just standing around right now. This is basically a middle-school play.  Keep Reading »

Winter Workouts That Are Way More Fun Than Hitting the Gym

Need a little extra motivation? This thrice-weekly boot camp, started by two friends who realized they were using every excuse to skip their workouts come winter, will hold you accountable when you don’t show up. If you sign up for the free 6:30 a.m. classes and bail, expect to be shamed on their blog. “It’s a funky community thing, and people who go are obsessed with it,” says YouTube fitness personality and Sarah Fit: Get Skinny Again author Sarah Dussault. If you don’t live in one of the November Project’s seven locations—Boston; Denver; Edmonton, AB; Madison, WI; San Diego; San Francisco; or Washington, D.C.—consider assembling a group of workout buddies who you’re willing to support and, yes, give a hard time either publicly or privately. Keep Reading »

19 Embarrassing Sex Stories That Ended in the ER

Super Glue on the labia? Rubber ball stuck where the sun don't shine? You'll cringe, then crack up, after reading these true naughty stories that landed lovers in the ER. Behold, the wildest booty bloopers we've ever heard.



Fiction: Say Yes to the Dress, But What About the Best Man?

Hayley is a bridesmaid in the wedding of her ex, Charlie. To her surprise, Cressida, the bride, asked her to be in the wedding and Hayley couldn’t refuse or people might think she still had feelings for Charlie. Cressida, no dummy, uses the opportunity to make Hayley look every bit the frumpy bridesmaid by putting her in a terrible—and terribly tight—dress. When it splits while she’s standing at the altar, Charlie’s best man, Nico, quickly covers Hayley with his jacket and whisks her out of the back of the church. Nico assumes that Hayley must be mortified about the dress and brokenhearted about Charlie. But he would be wrong.…
“Why the fuck are you here, Hayley? You are the master of bad decisions.” Nico spoke through his teeth, as if he were afraid that if he opened his mouth, a tirade of insults would escape.
Frankly, I was surprised to hear him say fuck.
But now that he’d said it, I started thinking about it. Not the word, but the act. I couldn’t help it. Truthfully, I’d been thinking about it long before he’d said that word. I doubted any woman could look at Nico and not think this man would know everything there was to know about hard, hot, sweaty sex.
For a wild moment, I wanted to ask if he’d impart some of his knowledge, but then I remembered he’d just told me I made bad decisions. There was only so much abuse a girl could take in one day, and I was right up to my limit. When you work in a male dominated profession as I do, you’re used to being judged. Most of the time, I let it wash over me. Occasionally I fight back. Some-times, I take sadistic pleasure in surprising people, but I was damned if I’d allow myself to be told I made bad decisions by a man who never let himself go.Keep Reading »

11 Flirting Fails Made By All Twentysomethings

Somewhere in between pushing each other on the schoolyard and starting a joint bank account, there's us, mostly drunk-texting with no idea what we are doing. We've all been guilty of giving or getting one of these doozies.

1. Relying on alcohol as a mating/dating technique. Yes, after that magic first kiss with a crush after a few glasses of champagne, it occurs to us that drinking makes dating more ~*~mAgiCaL.~**~ Cut to three years later, when you are on the worst, most uncomfortable online date of all time, and wind up sleeping with the guy because you’re shitfaced.

2. Negging as a pickup technique. There is a (hopefully) small window of time in the lives of many twentysomethings during which they’re attracted to people who, subtly or less subtly, make them feel worthless. Dude, walking up to a girl you think is pretty and telling her her ass looks big in those pants doesn’t make you Don Draper.

10 Major Breakup Myths, Debunked

Myth #1: "It takes half as long as you went out with someone to get over them." Did you know that the "sell-by" dates on food actually have nothing to do with safety at all, and we toss out perfectly decent cans of sustenance just because a number tells us to? That’s because our weird human brains need concrete deadlines on everything—especially when we’ve just been dumped and we feel like ass. But there’s no deadline for crawling out of the shit-pit of heartbreak. It could be quicker than you imagined, or it could be years, or (sorry) it could be never.

Myth #2: "If you were never officially going out, you shouldn’t be as sad as you’d be if you were official." Woman A has a boyfriend for two months and then he dumps her. Woman B hooks up with someone she really likes, on and off, for years, and then he ends it. Which woman is allowed to get day-drunk and throw things? Trick question: Both of them. Preferably sharing a bottle


Lazy Men Are Responsible for the Great Orgasm Deficit

The female orgasm — whether clitoral or vaginal — is elusive, and frequently unattainable during sex if the woman’s not feeling it. Or feeling too much of something in one place and not enough in another place, or hearing your iPhone chirp with seven new text messages, or wondering if the cat is about to jump up onto the bed and swat at the guy’s balls. Sex is thought of as "ending" when a man comes. And many lazy dudes subscribe to this notion: if she still hasn't gotten off after the five minutes of work I've put in and I've ejaculated, I can just roll over and go to sleep, because the fact that she can't come is her fault, not mine.

These days, it feels like men are letting themselves off the hook for one-sided orgasms a little too easily. Hey, man, I'm glad you're so relaxed — I'm glad having sex with me is the equivalent of putting on sweatpants and eating a Crave Case — but the endgame's the same for everyone in this bed.

You might claim that this guy does not exist. That's what you said about the Won't Go Down On You guy, and our poll proved you wrong. Being a single person who does have sex occasionally, you run into This Dude pretty often. "This might take awhile," you warn him beforehand. He takes this as an excuse to stop, nod sagely, and say "I know some women don't have orgasms every time. Don't worry about it." Now that he's framed it like you're the one who's being forgiven for your tricky, finicky genitals, he focuses solely on his own orgasm and then promptly falls asleep. Keep Reading »

How This 39-Year-Old Mom Has Orgasms From Anal Sex

After a wife and mom read the accounts of two women who tried — but didn't really like — anal sex, she got in touch with me to talk about why she likes it so much. Here, she shares her tips for experimenting with anal sex and discusses the stigma surrounding it.

"I felt so bad for the women in the previous article, having anal sex when it obviously wasn't something they liked. We're in charge of our sexuality, and we ought to own it. I love anal (and HATE receiving oral), so I'm really weird, but so what? I have someone who appreciates me for me.

I first tried it 15 years ago, with my husband. I’d had fantasies about it before, and was more into doing it — I expected to like it as much as I ultimately do. We had tried buttplay before, using fingers, and I always loved it. I don’t talk about it with my friends much, because there’s a stigma against women who enjoy it. Either they’re sluts, or they’re lying for male validation. Neither one is true for me.

¿Mujer y diabética? ¡Cuida tu corazón!

Un estudio reciente ha encontrado que, en el caso de las mujeres menores de 60 años de edad, la diabetes puede hacer que aumente hasta cuatro veces su riesgo de tener problemas del corazón. Aquí te contamos más detalles sobre este hallazgo y como mantener tu diabetes bajo control.
La diabetes es una enfermedad silenciosa que, si no se controla, puede causar varias complicaciones, algunas de ellas graves — tanto en las mujeres como en los hombres — en varios partes del cuerpo: en la vista, los riñones, los nervios y el sistema cardíaco, entre otras. Aunque la diabetes no es una enfermedad exclusiva de las mujeres, y la diabetes puede afectar la vida sexual en ambos sexos, hay ciertos cuidados especiales que tienen que tener las mujeres aunque no tengan diabetes. Por ejemplo, durante el embarazo ya que pueden desarrollarla en ese momento, es lo que se conoce como diabetes gestacional).
Pero ahora un estudio nuevo alerta a las mujeres, especialmente en las jóvenes, que padecen de diabetes tipo 2 para que procuren hacer todo lo posible para prevenir los problemas cardiovasculares, ya que encontró que especialmente las jóvenes (las menores de 60 años de edad) pueden llegar a cuadriplicar sus posibilidades de tener un evento coronario (un ataque al corazón). Es lo que hallaron unos especialistas de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins en este estudio que es el primero en enfocarse en las mujeres jóvenes y de mediana edad. Curiosamente, en el caso de los hombres, la diabetes no afecta ni modifica este riesgo.     Seguir Leyendo.»»
 

La cura para la calvicie más cerca de hacerse realidad

La calvicie es un problema que afecta a millones de personas en el mundo, en especial a los hombres, que se enfrentan a ella día a día sin poder encontrar una solución definitiva. Sin embargo, un grupo de científicos estadounidenses y británicos parecen estar más cerca de la cura definitiva para la alopecia.

¿Por fin encontraron la cura para la calvicie? La respuesta afirmativa a esta pregunta sería la felicidad de millones de personas que padecen de alopecia o han perdido su cabello por diferentes factores, entre ellos, genéticos. Los hombres son los que más se alegrarían con esta noticia que puede estar más cerca de ser realidad. Al menos así lo han comprobado un grupo de investigadores de la Universidad Columbia en Estados Unidos y de la Universidad de Durham en el Reino Unido.

Hasta ahora, los tratamientos que existen para la calvicie sólo logran retrasar la pérdida del cabello o trasplantarlo de una parte de la cabeza a otra (generalmente de la parte de atrás hacia adelante), pero no se había logrado estimular el crecimiento de cabello nuevo. Pero este grupo de científicos ha encontrado la clave que nos permite estar a un paso de la cura definitiva de la calvicie: cultivar células que promueven la formación de folículos pilosos nuevos o que rejuvenecen los cabellos que ya existen.


¿Por qué desarrollan cáncer del pulmón las personas que no fuman?

Resulta irónico que las personas que no han encendido un cigarrillo en toda su vida reciban de pronto un diagnóstico de cáncer del pulmón. Pero es que, aunque el tabaquismo sea la principal causa de esta condición, no es la única. Descubre qué más puede causarlo para evitar esta enfermedad.
Carmen, quien no ha fumado nunca, se sorprendió cuando en una radiografía de rutina su médico descubrió una mancha en el pulmón que terminó siendo cáncer. Además del impacto del cáncer, le parecía irónico que fuera precisamente en ese órgano. No había encendido un cigarrillo en toda su vida. ¿Cómo era posible?
Aunque el tabaquismo es la principal causa del cáncer del pulmón, no es la única. La Asociación Americana del Pulmón (American Cancer Society) nos explica que hay otras razones por la que las personas que no fuman pueden desarrollar esta condición. Estas son:
1. El gas radón. De acuerdo con la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA), la causa principal de cáncer de pulmón en aquellos que no fuman es la exposición al gas radón, Este gas radioactivo es el responsable de aproximadamente 20,000 muertes por cáncer del pulmón cada año en ese país. El radón se encuentra prácticamente en todo el aire y lo inhalamos a diario cuando salimos al exterior, pero por lo general, se encuentra en concentraciones muy bajas. No obstante, cuando se inhala en concentraciones mayores, como en el caso de los hogares que se han construido en terrenos con depósitos naturales de uranio, aumenta el riesgo del cáncer de pulmón. Es conveniente realizar una prueba de radón en el hogar. No es una prueba costosa y puede salvar vidas.    Seguir Leyendo.»»
 

Remedios básicos alivian la lengua peluda y otros cambios comunes de la lengua

Los cambios en el color o textura de la lengua, incluso la de apariencia peluda, normalmente no obedecen a problemas de salud graves.
La Mayo Clinic Health Letter revisa algunos cambios, tanto comunes como más raros, que ocurren en la lengua y en las papilas, que son aquellos puntos rojos, sobresalientes y diminutos que recubren la lengua. Entre las afecciones comunes están:
La lengua geográfica, que es aquella afección en la que ciertas zonas papilares se tornan blancas y menos pronunciadas, derivando en un “mapa” de parches de color rojo, blanco y rosa en la lengua. Por lo general no se presentan otros síntomas, aunque algunas personas podrían tener más sensibilidad a los alimentos picantes o calientes. Esa sensibilidad puede mejorar con un gel tópico de esteroides o con un enjuague bucal calmante.
• La lengua peluda, en la que se presenta acumulación de células muertas entre las papilas alargadas, generalmente en la parte media y posterior de la lengua. Esas células son parecidas al pelo de color marrón o negro. La lengua peluda a veces produce mal aliento o mal sabor. Los fumadores y quienes no practican buena higiene bucal son más proclives a presentar la lengua peluda, que puede tratarse con cepillados diarios de la lengua y raspados.
• La lengua fisurada, en la que los surcos naturales de la lengua pueden pronunciarse más con la edad o con algunas enfermedades, como la psoriasis o el síndrome de Sjogren. Los surcos no son un problema, a menos que queden bacterias atrapadas en ellos y ocasionen inflamación. Cepillar suavemente los 

¿Se puede predecir la llegada de la menopausia? w

Tarde o temprano todo llega a su fin, hasta la menstruación y, con su retiro, los años fértiles. Es un gran cambio en la vida de la mujer para el que conviene estar preparada. ¿Puede precisarse cuándo ocurrirá? Hay varios factores que pueden influir y aquí te los explicamos.
¿Cuántos años fértiles aún tienes por delante para planificar la familia?, ¿cuándo comenzarás a notar “el cambio” que anuncia la menopausia?, o ¿cómo prepararte para afrontar precisamente esos importantes cambios?, son preguntas válidas que probablemente pasen por tu mente. Todas las mujeres quisieran saber, aunque sea de manera aproximada, ya que de una forma u otra, llegará la inevitable menopausia.
Sabes que llegará, ¿pero cuándo? En promedio, la mayoría de las mujeres la experimenta alrededor de los 51 años (en Estados Unidos), pero el reloj biológico es diferente en cada mujer y por lo tanto, puede presentarse antes, desde los 40 años o incluso postergarse hasta cerca de los 60. Hay varios factores, sin embargo, que pueden ayudar a predecir con un poco más de exactitud cuándo se presentará.

Tus pies también necesitan ejercicios w

En tu rutina de ejercicios seguro que incluyes movimientos específicos para fortalecer los abdominales y los muslos, o para tonificar los brazos y los glúteos, trabajando cada área de tu cuerpo. Pero….¿Alguna vez te acuerdas de los pies? Difícilmente podrías realizar tu entrenamiento sin ellos, así que no está de más que dediques unos minutos a mantenerlos en forma.
Tus pies son una maravilla de “ingeniería” biológica: están formados por 26 huesos y unos 100 músculos, estructurados de tal forma que te permiten desplazarte a todas partes, correr, jugar, pedalear, y servir de apoyo al cuerpo cuando te pones de pie. ¿Te imaginas todo el peso que aguantan y todo el trabajo que hacen por ti? Con el agravante de estar casi siempre encerrados en zapatos que muchas veces inclusivo no son cómodos. A pesar de todos sus servicios y sacrificios, casi siempre te olvidas de ellos a no ser que te duelan o te molesten. Para prevenir que suceda esto (y para aliviar las molestias que ya vayas sintiendo) conviene invertir unos minutos al día a fortalecer y a estirar los músculos de los pies. No necesitas tener ningún equipo especial, puedes usar objetos comunes como una toalla, una pelota de golf, canicas o lápices y, desde luego, un poquito de constancia.    Seguir Leyendo.»»
 

¿Te duele la espalda? La causa podría estar en el arco del pie w

La forma de los pies, y en especial la del arco, podría ser una de las razones por las cuales las mujeres sufren de dolor en la parte baja de la espalda con más frecuencia que los hombres. Así concluye un estudio reciente que ha encontrado que las mujeres con pie plano sufren más dolores en la parte baja de la espalda que otras mujeres, una relación que no se repite en el caso de los hombres. Es un dato importante ya que aproximadamente una de cada cinco personas en el mundo sufre de dolor en la parte baja de la espalda.
Unos investigadores del Instituto para la Investigación sobre el Envejecimiento, el Hebrew Senior Life, en Boston, Estados Unidos, evaluaron los movimientos del arco del pie de más de 1,900 hombres y mujeres, con un método que algunos profesionales consideran como “prometedor” a la hora de detectar quienes serían más propensos a sufrir de dolores en la parte baja de la espalda. Primero tomaron la medida del arco mientras las personas estaban de pie, y luego les pidieron a los participantes que caminaran sobre una alfombra con sensores embebidos para medir la presión desde el talón hasta la punta del pie mientras caminaban.     Seguir Leyendo.»»
 

La salud oral de los adultos mayores no se debe descuidar w

Así como ocurre con otras partes del cuerpo, la boca tiene funciones importantes y su buena salud se asocia con la del resto del organismo. Por eso es necesario cuidarla adecuadamente, algo que muchas veces se pasa por alto en el caso de los adultos mayores, que muchas veces dependen de sus cuidadores.
La salud oral de los adultos mayores (los adultos en la tercera edad) es tan importante como evitar caídas o mantener una buena memoria. De ese modo, podrán mantener su dentadura sana por más tiempo. Esto que parece obvio, muchas veces se pasa por alto por los cuidadores y los acompañantes de los ancianos que ya no pueden mantener la higiene de su boca por sus propios medios.
Así se genera una situación contradictoria. Por un lado, gracias a los cuidados bucales, los adultos han logrado conservar mejor su dentadura. Sin embargo, cuando avanza la edad, llega un momento en que estos cuidados empeoran y la salud de la boca se pone en riesgo. A esto se suma una disminución de saliva y el uso de ciertos medicamentos, que pueden empeorar la situación.     Seguir Leyendo.»»
 

¿Niños con anemia? Puede ser falta de vitamina D

La anemia es una condición en la cual la sangre tiene menos glóbulos rojos que lo normal. Los glóbulos rojos distribuyen el oxígeno por todo el cuerpo. La anemia afecta a un 20 por ciento de los niños en algún momento de sus vidas. Un nuevo estudio realizado en el Centro para Niños de John Hopkins sugiere una relación entre la deficiencia de vitamina D y la anemia infantil. Entérate en este artículo.
Cuando un niño(a) tiene anemia significa que tiene una disminución de la hemoglobina en la sangre. La hemoglobina es una proteína, rica en hierro, encargada de transportar el oxígeno en la sangre. Cuando no hay suficiente hemoglobina, puede causar problemas de salud y, dependiendo de la severidad, se desarrollan complicaciones que pueden afectar la respiración, por ejemplo y, si es muy severa, puede causar la muerte.
La anemia se manifiesta a través de fatiga, debilidad, palidez, sensación de frío permanente y somnolencia, entre otros. La anemia puede ser leve o grave, y el tratamiento puede incluir desde simples ajustes en la dieta para incluir alimentos ricos en hierro o suplementos, hasta trasfusiones de sangre en el caso de ser severa.


Cuando se enfrentan al peligro, los adolescentes son más impulsivos

No es sorpresivo encontrar en los titulares de las noticias que algún adolescente cometió un delito. Muchos jóvenes encabezan las estadísticas de crímenes en el mundo y la razón, dice un estudio, tiene que ver con el funcionamiento de su cerebro y la respuesta impulsiva que tienen ante las situaciones de peligro.
Si estás atravesando por la adolescencia o tienes un hijo(a) adolescente, ya estarás familiarizado con los cambios de humor, los comportamientos impulsivos y la tendencia a caer en estado depresivo y adicciones. Varios estudios han comprobado que estos comportamientos son comunes en esta etapa de la vida y que simplemente se deben a que el cerebro adolescente funciona de diferente manera al de los adultos y de los niños.
Un estudio reciente se enfocó específicamente en analizar el comportamiento impulsivo de los adolescentes ante las situaciones de peligro. La investigación realizada por unos especialistas de la facultad de Medicina de la Universidad de Cornell, en Estados Unidos, encontró que los adolescentes son más propensos a involucrarse en delitos y crímenes porque su cerebro reacciona de manera impulsiva ante las situaciones de peligro. Por eso, no llama la atención que los delitos sean protagonizados en muchas ocasiones, por los adolescentes.      Seguir Leyendo.»»
 

Comer más tomates puede reducir el riesgo de accidente cerebrovascular (ACV)

Un nuevo estudio ha vinculado altas concentraciones de licopeno en la sangre con la reducción en el riesgo de derrame cerebral (accidente cerebrovascular o apoplejía) en los hombres.
El licopeno es un carotenoide presente en la sangre humana y en la piel, así como en el hígado, las glándulas suprarrenales, los pulmones, la próstata y el colon. Numerosos estudios correlacionan el alto consumo de alimentos que contienen licopeno o altos niveles de suero de licopeno con una menor incidencia de cáncer, enfermedades cardiovasculares y degeneración macular.
Los seres humanos obtienen el licopeno en la dieta principalmente de los tomates (en México, jitomates) y los productos elaborados a base del tomate. El licopeno también se encuentra en los albaricoques, el pomelo rosa (toronja rosa), la guayaba, el jugo de guayaba, el puré de escaramujo (rosa mosqueta o tapaculo), el aceite de palma y la sandía. Los suplementos de licopeno se han vuelto muy populares recientemente debido a sus supuestas propiedades antioxidantes.
En un nuevo estudio , los investigadores analizaron los datos de 1.031 hombres de 46 a 65 años de edad, del estudio Kuopio de Factores de Riesgo para la Cardiopatía Isquémica (hecho en Finlandia). Se midieron los niveles en la sangre de varios carotenoides y se evaluó su posible asociación con el riesgo de accidente cerebrovascular.  Seguir Leyendo.»»
 

10 consejos para disfrutar de las fiestas ¡sin perjudicar tu peso!

Después de esforzarte por llevar una dieta balanceada todo el año, te encuentras ante el desafío de mantener tu peso en la temporada de fiestas. ¿Cómo puedes lograrlo? Sigue estos 10 consejos prácticos ¡y lo conseguirás!
Ya están aquí los días movidos y alegres del último mes del año. Y por supuesto, no querrás perderte ni las reuniones ni los festejos. ¿Cómo puedes hacerlo sin arruinar el peso que has alcanzado con tanto sacrificio? Lo puedes lograr preparando una estrategia que incluya los siguientes pasos:
1. No te saltes comidas. Si quieres mantener tu peso esta temporada de fiestas, no permitas que las carreras y los compromisos te quiten el tiempo de comer debidamente: desde el desayuno hasta la cena. Esto permite que mantengas tus niveles de energía y de azúcar en la sangre, algo que a su vez controla el apetito. Lo ideal es comer algo cada 3 a 4 horas.
2. Uno de los pasos más importantes para mantener el peso durante la temporada de las fiestas es ¡ponerte en movimiento! Levántate un poco más temprano y sal a caminar o ve al gimnasio a sudar esas calorías que puedas estar consumiendo de más. Además el ejercicio te ayuda a liberar el estrés y, como bien sabemos, el estrés es uno de los factores que induce a comer de más.