domingo, 28 de febrero de 2010

Maremotos se desplazan por el Pacífico

Honolulu, Hawai.-Un maremoto amenazaba el sábado a todos los países con costas sobre el Pacífico, después que un sismo de 8.8 grados frente a Chile desencadenó olas potencialmente mortíferas que atravesaban el océano a la velocidad de un avión.
Olas de hasta 7 pies cayeron sobre la Polinesia Francesa el domingo por la madrugada, pero en principio no se reportaron daños.
Se advirtió a los residentes que permanecieran alertas porque el tsunami podría traer oleadas sucesivas.



Tonga y las islas Cook evacuaban las zonas costeras a la espera de las olas en las próximas horas.
En Tahití, se prohibió el tránsito en caminos a menos de 500 metros del mar.
Monique Richeton, alcalde de Rikitea, dijo que la primera ola que llegó a Gambier tenía menos de un metro de altura y no causó daños.
Las sirenas sonaron en todo Hawai para alertar a residentes y turistas sobre un tsunami en potencia.
En la oscuridad a las 6 de la madrugada, las sirenas alertaron a las personas en zonas costeras que se desplazaran hacia terreno alto.
Olas de 1.8 metros de altura (6 pies) por encima de lo normal barrieron la costa cerca de la ciudad chilena de Concepción poco después del sismo.
En la isla de Robinson Crusoe, una enorme ola causada por el tsunami cubrió la mitad de la aldea de San Juan Batista y tres personas desaparecieron, dijo Iván de la Maza, superintendente del puerto chileno de Valparaíso.


Un helicóptero y una fragata de la marina zarparon rumbo a la isla para participar en su búsqueda, agregó.
Lee Más >>