jueves, 1 de mayo de 2014

Para mantener la higiene postural

Para evitar sobrecargar la espalda y así impedir que el dolor aparezca, lo más eficaz es adoptar las posturas adecuadas.
De pie. Mantén un pie apoyado sobre un escalón o reposapiés. Alterna un pie tras otro, tan frecuentemente como puedas. No estés de pie si puedes estar andando. Tu columna sufre más si estás parado que si movilizas el sistema músculoesquelético.
 Si debes trabajar con los brazos, mientras estás de pie, hazlo a una altura adecuada, evitando estar constantemente agachado o con la espalda doblada. Evita los zapatos de tacón alto si debes estar mucho tiempo de pie. Un zapato completamente plano tampoco es lo ideal. Lo recomendable es el tacón de 1,5 a 3 cm.Lee Más »» 

0 comentarios: