domingo, 15 de septiembre de 2013

Ahogarse fuera del agua es más fácil de lo que crees: aprende a prevenir la asfixia con comida y otros objetos

Asfixiarse o ahogarse con comida y objetos pequeños es un peligro latente en el hogar, sobre todo si hay niños(as) pequeños y bebés. Aunque puede suceder con menos frecuencia en los adultos, es una posibilidad. Aquí te hablo de lo que puedes hacer para prevenir este tipo de accidentes en casa. ¡Toma nota y mantente alerta!
Un informe reciente habla de que cada día, en los Estados Unidos, 34 niños son tratados por asfixia en las salas de emergencia de todo el país. Se estima que al año, son en promedio 12,435 casos de asfixia entre niños de 0 a 14 años. Quizás si tienes bebés o niños pequeños, ya sabrás que la posibilidad de asfixiarse y atragantarse con comida y objetos pequeños es real y angustiante.
La mayoría de los episodios de asfixia — un 62 por ciento — se presentan entre los bebés recién nacidos y los niños de hasta 4 años. Los causantes principales de los casos de asfixia, que en ocasiones puede ser mortal, son los caramelos duros, la carne, frutas, verduras, frutos secos, huesos, monedas y juguetes con partes o piezas pequeñas.Lee Más »» 

0 comentarios: