lunes, 6 de enero de 2014

Los cerveceros alemanes recurren a nuevos lúpulos aromáticos

BERLïN, (AFP).  Cervezas con sabor a cítricos, bayas o frutos rojos se abren paso en Alemania entre las cervezas tradicionales cuya pureza está estrictamente protegida desde el siglo XVI.   En una minúscula cervecería de un barrio de moda en Berlín trabaja Thorsten Schoppe, uno de estos cerveceros innovadores.

“Sólo utilizamos cuatro ingredientes y este es uno de ellos”, explica Schoppe mientras los aromas un poco ácidos de cerveza empiezan a emanar del agua en ebullición y de la malta.

Los pequeños cerveceros alemanes como él recurren cada vez más a los “lúpulos aromatizados” para dar una nota de naranja, pomelo o melocotón a su cerveza aunque siguen respetando escrupulosamente el “decreto de la pureza”.   En vigor desde el siglo XVI en Alemania, este decreto (“Reinheitsgebot”) limita a cuatro ingredientes la composición de la cerveza: cebada, lúpulo, agua y levadura.

Lee Más »»

0 comentarios: