lunes, 6 de enero de 2014

Comer juntos ayuda a controlar el peso de niños y adultos

Además de hacer ejercicio y controlar las calorías, las familias tienen el poder de controlar el peso tanto de los niños como de los adultos si comen juntos. Esto es casi tan importante como mantener una dieta balanceada. Si en tu hogar se ha ido perdiendo esa tradición familiar, nunca es tarde para que la vuelvas a cultivar, pues les ayudará a todos a mantenerse en forma.
Un estudio reciente publicado por la revista Obesity, indicó que, cuando las familias comen juntas sin ver la televisión y permanecen sentados hasta que todos han terminado de comer, sus integrantes, tanto los niños como los adultos, mantienen un menor índice de masa corporal (IMC) y de peso.
“El ritual de dónde y durante cuánto tiempo se come, parece ser el motor más importante [de la obesidad]“, aseguró Brian Wansink, profesor de la Universidad de Cornell y coautor del estudio. “Comer en cualquier lugar que no sea la cocina ni el comedor se relacionó con unos IMC más altos, tanto en los padres como en los niños”, comentó Wansink. Y es que aquellos que prefieren comer frente al televisor, tienden a comer de forma excesiva y por lo tanto, aumentan de peso. Seguir Leyendo.»» 

0 comentarios: