viernes, 8 de noviembre de 2013

La gran paradoja: ¿ayuda la obesidad a los diabéticos tipo 2 en la tercera edad?

Un estudio reciente ha encontrado que los adultos mayores que están pasados de peso y que tienen diabetes de tipo 2, han mostrado una tasa de mortalidad menor a la de los jóvenes con la misma enfermedad y menor peso. Aquí te contamos más detalles sobre este hallazgo.
La obesidad y la diabetes no son buenas compañeras. Por el contrario, considera que la obesidad puede causar diabetes tipo 2. Por eso los médicos siempre aconsejamos llevar una dieta balanceada y saludable (evitando las golosinas, las harinas refinadas y limitando la cantidad de grasas y la sal, entre otras cosas) acompañada por una rutina de ejercicios que te permita mantenerte en forma y de ese modo cuidar tu cuerpo y tu salud.
Sin embargo, un estudio reciente ha encontrado que en algunos casos la obesidad no se llevaría tan mal con la diabetes. Se trata de los adultos mayores que están excedidos en peso y que tienen diabetes de tipo 2, que al parecer han mostrado una tasa de mortalidad menor a la de los jóvenes con la misma enfermedad metabólica (diabetes tipo 2) y con menor peso.
Recuerda que la diabetes tipo 2 es una enfermedad metabólica, ya que afecta al metabolismo (un conjunto de procesos físicos y químicos que ocurren en las células, que convierten los nutrientes de los alimentos en la energía necesaria para que el cuerpo cumpla sus funciones vitales). Se produce cuando el cuerpo o no produce suficiente insulina o no responde en forma adecuada a la insulina (tiene resistencia a la insulina que produce). La insulina es la hormona que ayuda a que la glucosa (el azúcar) que se encuentra en la sangre pueda entrar en las células del cuerpo para que la utilicen como fuente de energía. Por eso la diabetes (cuando está descontrolada) se caracteriza por niveles elevados de glucosa en la sangre.

0 comentarios: