miércoles, 1 de mayo de 2013

Cuando los padres entran en acción, los hijos también lo hacen


Varios estudios han confirmado cómo el ejemplo de los padres incentiva y estimula a los niños a copiarlos. El ejercicio no es la excepción, pues cuando los adultos lo practican con regularidad, sus hijos también tienden a hacerlo más. He aquí una nueva forma de ayudar a tus hijos a mantener la buena salud y combatir la obesidad.
“Hay que enseñar con el ejemplo”, solía decir mi abuelita, que nunca decía malas palabras, pedía permiso para casi todo y con una paciencia que solo ella me tenía, trataba de responder y explicarme cada cosa que le preguntaba. En ese entonces, mi abuelita no se preocupaba por si yo hacía o no ejercicios físicos, pero eran otras épocas, claro: no había exceso de televisión, de Internet, ni de videojuegos y la mayor parte del tiempo, a los niños, tenían que convencernos de que nos quedáramos quietos, porque siempre encontrábamos algún lugar donde correr y saltar.

0 comentarios: