martes, 18 de febrero de 2014

Cómo hacer frente a los cambios en la pubertad (Parte 1)

  Las variaciones anímicas repentinas, el enojo, la angustia y la indiferencia total a la alegría, y el amor desmedido, son estados que pueden acompañar a (e incluso estar generados por) los cambios propios de la pubertad.
La adolescencia es el período en el cual las personas experimentan los cambios propios del paso del tiempo: de la infancia a la adultez. Dependiendo del sexo, puede comenzar a las 8 o 10 años y extenderse hasta los 17 o 19. Comienza con la pubertad; es decir, cuando el organismo empieza a desarrollarse sexualmente, y culmina cuando el cuerpo está completamente desarrollado. Durante esos años, por ejemplo, el cuerpo crece a un ritmo más veloz que cualquier otro momento de la vida (excepto cuando se es un bebé).Lee Más »» 

0 comentarios: