miércoles, 17 de septiembre de 2014

Evita una infección por hongos después de una infección urinaria

Sencillamente por una cuestión anatómica (además de otros factores) las mujeres son más propensas a sufrir una infección urinaria. La urgencia de orinar, el ardor al hacerlo, la presión y el dolor en la parte baja de la espalda y/o del abdomen, cansancio, fiebre y escalofríos son síntomas que se alivian y curan después de tomar antibióticos, el tratamiento estándar para este tipo de infección. Pero la cura puede afectar el balance de la flora bacteriana de la vagina, provocando una infección por hongos. Es común que suceda esto, pero hay forma de evitarlo.
Mariana ha sufrido infecciones urinarias recurrentes. Ella pertenece al grupo de 1 de cada 5 mujeres que las sufre con regularidad y ya ha aprendido a reconocer los síntomas en cuanto se presentan. Visita a su doctor y de inmediato 

0 comentarios: