miércoles, 6 de agosto de 2014

Recetas para la vida — ¿Qué ganas cuando hablas mal de otras personas?

Es probable que algunos chismes sean divertidos, interesantes y den tema de que hablar, sobre todo cuando no se habla de otras personas. Desafortunadamente, hablar mal de otros nunca deja nada bueno. En realidad, un chisme es sumamente toxico, inútil, independientemente de que termina lastimando a todas las personas involucradas, es decir, tanto a los que lo dicen como a los que lo escuchan y — ni hablar — la persona a la que se refieren.
Hablar mal de alguien es también hablar mal de uno mismo. Después de todo, lo que uno avienta al universo, tarde o temprano también regresa. Una palabra tiene la gran cualidad de engrandecer y ayudar, o de deshacer y hasta matar — todo depende de cómo y para que se le utilice.

Lee Más »» 

0 comentarios: