martes, 14 de enero de 2014

Esa erupción en la piel de tu bebé podría deberse simplemente al calor

Si hay algo de lo que nunca te cansas es de acariciar la suave y delicada piel de tu bebé. Tersa, pareja, como de porcelana… hasta que aparece una erupción de granitos rojos. ¿Qué puede ser? No te asustes. Es probable que se trate de una simple erupción provocada por el exceso de calor en el verano, o porque has abrigado demasiado al bebé durante el otoño o el invierno. Este tipo de brote o erupción se conoce como miliaria o sudamina y ocurre precisamente porque el bebé no puede sudar.Lee Más »» 

0 comentarios: