martes, 24 de diciembre de 2013

Cuando un solo miembro de la pareja adelgaza ¿se arruina el romance?

Si una pareja se pone a dieta, pero sólo uno de ellos baja de peso, el otro puede sentir resentimiento… y eso crea a veces problemas en la relación. ¿Te ha pasado lo mismo?
Cuando Jorge y su esposa Mariana se dieron cuenta de que habían engordado demasiado, decidieron bajar de peso “en pareja”, para alentarse el uno al otro. Las cosas hubieran funcionado si no hubiera sido porque mientras él perdía cinco libras de peso (2.27 kg), ella perdía una… o ninguna. Mariana acusaba a Jorge de hacer trampa, y él replicaba cada vez más enojado. Sólo la intervención de un consejero evitó que las continuas y agrias discusiones, que solían terminar en gritos e insultos, destruyeran el matrimonio.
¿Un caso excepcional el de Jorge y Mariana? Nada de eso. No es tan raro que una relación amorosa cambie cuando uno de sus integrantes baja de peso y el otro no, y el cambio no siempre es para bien.

0 comentarios: