martes, 20 de agosto de 2013

Los adolescentes casi siempre tienen hambre, pero no siempre comen bien

“¡Tengo mucha hambre!” Esta expresión podría fácilmente ser repetida por los adolescentes varias veces al día. Si eres padre o madre y tus hijos están pasando por la adolescencia, te estarás preguntando qué hacer para poder mantener la nevera llena y satisfacer el insaciable apetito de los jóvenes en la etapa de la pubertad. Aquí te hablo del tema y de la importancia de inculcarles buenos hábitos alimenticios en esta etapa de la vida.
Cuando haya que usar una expresión para exagerar las ganas de comer, en lugar de usar “más apetito que el de un león”, habría que decir “más hambriento que un adolescente”. Si tienes hijos(as) adolescentes, sabrás perfectamente de lo que estoy hablando.


0 comentarios: