miércoles, 17 de julio de 2013

Estados Unidos ha llevado el tema de estar comunicado a cualquier hora y en cualquier lugar a niveles insospechados. Hay personas que usan sus smartphones incluso durante el sexo.
Uno pensaría que el uso del celular debería tener sus límites, pero la realidad es que hoy día hay quienes no pueden separarse ni un minuto de sus teléfonos. De acuerdo con un estudio realizado por Harris Interactive, los estadounidenses utilizan sus smartphones incluso en los sitios más inapropiados: durante el sexo (9%), en la ducha (12%) o en la iglesia (19%).
El estudio Mobile Consumer Habits indica también que casi tres de cada cuatro personas (72%) dijeron que la mayor parte del tiempo están a menos de cinco pies de distancia de sus celulares.

0 comentarios: