martes, 1 de noviembre de 2016

Lo bueno y lo malo de amamantar en público

En primer lugar debes saber que amamantar en público es legal y que no hay ninguna razón para que te avergüences al hacerlo. Habrá ocasiones en las que amamantar hará que otros se sientan incómodos y, en algunos casos, es posible que alguien llegue a pedirte que dejes de hacerlo o que te vayas a otro lugar para alimentar a tu bebé, como a un baño o a un lugar más privado. Pero debes saber que el amamantar es un derecho que toda madre tiene y que es la mejor nutrición posible para tu bebé.
Si crees que otras personas se pueden sentir incómodas cuando tú amamantas a tu bebé, hay maneras de hacerlo de forma discreta. Un consejo práctico es llevar una prenda holgada que puedas levantar suficientemente rápido para que coloques a tu bebé y, en la mayoría de los casos, no se darán cuenta. Al principio puede ser que titubees o incluso que te sientas incómoda de exponer tu pezón en público, pero con el tiempo, aumentará tu confianza, ya que esto es parte de la experiencia de amamantar.Lee Más »» 

0 comentarios: