martes, 30 de diciembre de 2014

Recetas para la vida — Cómo evitar problemas: No te involucres en conflictos ajenos

Es una gran virtud el reconocer que no todo lo que sucede a nuestro alrededor es personal

Por Becky Krinsky
¿Cuantos inconvenientes se pudieran evitar si se pudiera tener la sabiduría para poder distinguir entre un problema propio y una dificultad ajena?
Existe la falsa creencia que todo lo que sucede alrededor de uno – especialmente cuando se trata de problemas de familia o de amigos, o cuestiones de trabajo – tiene que ver con uno. ¡Que gran mentira! Lo malo de esta concepción es que como uno toma muy personalmente todo lo que escucha o le comentan, convierte en un problema propio lo que en realidad no lo es. Por consiguiente, uno se involucra, sufre o se disgusta innecesariamente y, además, toma la responsabilidad por algo que no tiene.

0 comentarios: