viernes, 26 de septiembre de 2014

Los machos también lloran… o sufren del síndrome de ojo seco

¿Alguna vez te has puesto a pensar en la función de tus lágrimas? No sólo son una expresión de tus emociones, sino que cumplen una tarea muy importante en la protección de tus ojos.
Cada vez que parpadeas, tus lágrimas lubrican la córnea, que es la superficie de tu ojo. Esto ayuda a reducir el riesgo de infección, a eliminar basuras que puedan entrar en tus ojos y a mantener a tu ojo suave y tu visión clara. El exceso de lagrimas se escapa por una especie de canal de drenaje en el extremo de tus ojos más cercano a tu nariz.Lee Más »» 

0 comentarios: