jueves, 13 de noviembre de 2014

¿Sabes cómo anda tu pulso?

Tomarte el pulso es muy sencillo, y a la vez muy importante para la salud. El motivo: si tu pulso está acelerado, o si por lo contrario está demasiado bajo, puede ser una señal de peligro.
Tu pulso es tu ritmo cardíaco, o sea, las veces que tu corazón late en un minuto. El pulso varía de una persona a otra, y es más bajo cuando estás descansando. Aumenta cuando haces ejercicio porque el cuerpo requiere más oxígeno durante la actividad física.
Es importante que monitorees tu pulso para conocer tu ritmo cardíaco, porque es una indicación de la salud de tu corazón.
Según la Asociación Americana del Corazón, los mejores sitios para hallar el pulso son las muñecas, la parte interna del codo, el lado del cuello y la parte superior del pie. En estas áreas, una arteria pasa cerca de la piel. Para tomarlo, coloca el dedo donde sientas el pulso en dichas áreas, presiona ligeramente y cuenta los latidos por 60 segundos. El ritmo cardíaco normal en reposo y en calma, si no estás enfermo, es entre 60 y 100 latidos por minuto.Lee Más »»

0 comentarios: